¡Hola colegas!, bienvenidos de nuevo a mi blog “Médicos fuera del consultorio“. Hoy hablaremos de revolución digital en salud y el uso de datos clínicos a partir del Big-data en salud.

En las entradas previas revisamos cómo incubar una idea de negocio en salud y los 5 pasos para crear un grupo de investigación.

La entrada de hoy es la primera en la categoría “Innovación y disrupción en salud“. ¡Bienvenidos!

“Y, en esta nueva era digital, los datos se han posicionado ya como el nuevo petróleo. Un tesoro apetecible para cualquier compañía.

Jose Luis Friebel

Hace tan solo algunos años empezábamos a conocer el concepto de Medicina Basada en la Evidencia (MBE) y el uso de ensayos clínicos, revisiones sistemáticas y meta-análisis; pero, ¿qué pasaría si pudiéramos registrar en tiempo real y de manera automática, toda la información clínica de nuestros pacientes?. Es aquí donde los macro-datos o el Big-Data aparecen como grandes promesas.

Iniciaremos con unas definiciones fundamentales:

  1. Big-data o macrodatos:

    Se refiere a un conjunto de datos tan masivos, que superan la capacidad de los sistemas de captura y procesamientos de datos tradicionales. Estos datos tienen la posibilidad de ser almacenados, administrados y procesados en tiempo récord para la toma de decisiones. El big-data cuenta con 4 V’s en su definición:

    1. Volumen: Cantidad enorme de información generada y almacenada en forma de bytes.
    2. Velocidad:  Es la rapidez con que esta cantidad masiva de datos es producida y procesada. Actualmente nuestro planeta genera a diario 2.5 trillones de bytes.
    3. Variedad: Hace referencia a los diferentes tipos de datos que generamos. Pueden ser texto, imágenes, audio o video, entre otros.
    4. Veracidad: Es la calidad de los datos tomados para análisis. Se busca que ésta sea lo más “real” posible. La veracidad de los datos va de la mano con la “confianza” a la hora de validar su interpretación.
    5. Valor de los datos: Las bases masivas de datos, su interpretación y análisis, tienen un valor potencial más grande que muchos elementos materiales (i.e. petróleo).
  2. TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación)

    Son el conjunto de tecnologías que permiten la creación, envío y gestión de información de un lado a otro. En esta definición encontramos las USB, los dispositivos móviles, computadores, gadgets, relojes inteligentes, dispositivos vestibles, etc.

  3. Cloud computing – nube informática

    Se conoce como “la nube” a una gran red de dispositivos llamados servidores, conectados física y virtualmente. Tiene como objetivo funcionar como un gran ecosistema de alojamiento de información. A pesar que estos servidores son físicos, la nube  es una entidad “virtual” alojada en el internet. En ella, es posible almacenar datos, administrarlos, correr aplicaciones o multimedia. El acceso a estos datos se logra de manera remota desde cualquier dispositivo en cualquier lugar con acceso a internet.

  4. IoT (internet de las cosas – internet of things)

    Desarrollo que permite a “cierta cosa”, tener un identificador único (Dirección IP) y transferir información directamente a internet. Otra característica es que este proceso no requiere de intervención humana. Ejemplos de ello son un carro conectado a internet con sensores en las llantas, un televisor que rastrea el consumo de canales por parte del usuario o un chip implantado en un perro que brinda información sobre su ubicación por GPS.

servidor nube cloud Miguel Farfán Medical Media

Servidores inter-conectados para alojar información que puede consultarse a través de “la nube”.

Big-data en salud

A partir de las definiciones anteriores podemos entender que en el ejercicio de salud producimos una cantidad enorme de datos. Estos pueden provenir de:

  1. Historias clínicas digitales
  2. Resultados de estudios genéticos y de genomica
  3. Dispositivos móviles
  4. Imágenes diagnósticas
  5. Pruebas de laboratorio
  6. Wearables o gadgets médicos (dispositivos vestibles como relojes inteligentes, glucómetros, tensiómetros digitales, etc)
  7. Datos de ensayos clínicos, entre otros.

Esta cantidad de información generada con ayuda de las TIC, puede ser almacenada fácilmente en la nube a través de servidores locales o internacionales como Amazon Web Services, Microsoft Cloud o Google Cloud entre otros.

Impacto del Big-Data en salud e investigación

La gestión que se le da a esta cantidad de datos y el conocimiento generado a partir de ellos se conoce como Minería de Datos (data mining). Su aprovechamiento puede representar ahorros enormes de dinero para los sistemas de salud a nivel mundial. Este ahorro se deriva de la reducción de complicaciones, la optimización de tratamientos, el mejoramiento de las adherencias de pacientes, entre otros.

Dentro de esta tendencia de Big-Data aparecen los registros clínicos en salud. Éstos, son bases de datos prospectivas con información de interés clínico proveniente de pacientes, tomada en tiempo real y procesada por bioestadistas y epidemiólogos para generar conclusiones. Con ellas, es posible apoyar la toma de decisiones en salud.

En ortopedia, es común el desarrollo de grandes registros clínicos con información de interés de pacientes llevados a reemplazos articulares con el fin de estimar las curvas de sobrevida de los implantes.  Varios estudios han demostrado cómo la interpretación adecuada del Big-Data de los registros clínicos, es más cercana a la realidad de los desenlaces de pacientes que aquella sugerida por los ensayos clínicos y meta-análisis.

¿Hacia dónde apunta el Big-Data en salud?

En los próximos años, el uso del Big-Data en la investigación clínica, permitirá mejorar la calidad de los desenlaces de pacientes, su satisfacción, la prevención y tratamiento de enfermedades y el mejoramiento de las pruebas diagnósticas, entre otros.

Para lograr una verdadera renovación digital en salud en pro del paciente y las poblaciones, se hace necesaria una alineación de esfuerzos de los agentes involucrados en la producción de información y procesamiento de datos clínicos (personal de salud, administrativos, tomadores de decisiones y entidades gubernamentales). Abandonar las metodologías tradicionales de captura de datos, mejorar la calidad de estos y promover la minería de datos en salud serán estrategias transversales para todos los actores del sistema. Desligarse de esta revolución digital, no será opcional.

Si desea realizar registros clínicos en su consultorio o institución, no dude en  solicitar nuestra WebApp SEIDO. Podrá alojar de manera segura en la nube, información para investigación clínica y bases de datos.

Para conocer más sobre Big-Data y la investigación en salud, puede contactarme mediante el correo  electrónico blog@medicalmedia.co o a mi WhatsApp

Nos leemos en la próxima entrada llamada: “Las 5 razones por las cuales su página web no funciona. El boom de las one page”.

Un abrazo para todos!

Miguel Farfán MD

Miguel Farfan M.D, Ortopedista y epidemiólogo clínico

CEO y fundador Medical Media www.medicalmedia.co

CEO y Fundador UNOC Unidad Ortopédica de Colombia http://www.unoc.co


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.